Las necesidades personales suponen el motor que impulsa la conducta humana. Son múltiples las metáforas que podemos emplear para explicar este concepto, pero desde esta teoría solo nuestras carencias fundamentan que necesitemos espacios y estados ideales. Nuestras necesidades y nuestras carencias son claves para comprender por qué somos como somos y por qué estamos como estamos.

Necesidades, carencias, entorno, son conceptos clave que explican por qué nuestras necesidades son el motor primordial de todo movimiento en el juego de la existencia.

Todos deseamos un entorno ideal en el que podamos cubrir nuestras carencias, solo que en nuestra vida relacional ese ideal se complica con los otros, que también persiguen su entorno ideal.

La jerarquía de las necesidades pasa por las referentes, las estratégicas, las puntuales y las operativas. Detectarlas es complicadas hasta en uno mismo. Veremos por qué.

Pensamos que tenemos claro qué perseguimos y por qué, pero basta con conocer las propiedades de nuestras necesidades para darse cuenta de lo poco que nos conocemos.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: